Historia de la Chicha de Jora

Historia de la Chicha de Jora

La chicha de jora nace en la época Inca, en el mandato del Inca Túpac Yupanqui, en ese tiempo, los incas hacían unos silos en el suelo para así poder guardar granos de maíz, pero debido que las lluvias eran muy frecuentes y torrenciales, caían en los silos; la combinación de agua de lluvia, el maíz y el guardado generaba una fermentación.

Para no perderlo, el Inca ordenaba que se consumiera como mote los maíces, pero ocasionaba que los incas no les gustaba y lo desechaban. Pero había otros pobladores que tenían mucha hambre y pocos recursos, buscaban comida entre la basura y lo que encontraban consumían motes totalmente fermentado y eso hacía que se embriagaban.

El exceso de fermentación genera alcohol del 3 % aproximadamente faltando 2 % más para igualar a la cerveza; la chicha de jora es una cerveza artesanal del maíz, tradicionalmente los incas utilizaban para sus reuniones ceremoniales y también lo utilizaban para rendirle honores al sol.

También cuenta la historia que cuando un poblador inca fallecía, se le ponía en sus tumbas una bebida de chicha de jora, como agradecimiento a la madre tierra, para las futuras cosechas buenas.

Actualmente es una bebida fermentada oriunda de todo Sudamérica, recordemos que el Tahuantinsuyo se extendía desde Ecuador, Perú, Bolivia y partes de Chile, pues es una bebida favorita de estos países.

Preparación de la Jora:

La Verdadera Chicha de Jora Tradicional

Su preparación consiste primero en obtener la harina de jora, este procedimiento lleva unos 30 días, en etapas lunares que son 7 días. Cuando se obtiene el maíz puede ser amarrillo o blanco, se remoja el maíz y luego se coloca en una cama hecha con hojas de JORAPANKA, planta que se encuentra en las partes más profundas de las quebradas, esta cama hecha de la planta JORAPANKA y cubierto el maíz con todas las hojas, absorbe las semillas del maíz, dejándolo reposar por 7 días.

Este proceso ayuda a que germine los granos del maíz  para luego secarlo en el sol, alrededor de 7 días más. Luego que esté seco, pasa al molino y se logra obtener la harina de jora. Actualmente la malteada o combinación de granos, no solo lo hacen del maíz, también entra cebada, granos de quinua. Con toda esta malteada, más la harina se prepara la bebida chicha de jora y se tiene que estar moviendo con un cucharon de madera para que la harina no se pegue en el fondo de la olla.

La preparación tradicional era que se cocine en leña para que obtenga el sabor tradicional, actualmente algunas personas lo preparan con leña, pero ya no es necesario porque existe el gas, también era tradicional colar con tela de seda para que exprime bien el líquido y no deje concho o residuos del maíz; pero actualmente ya no es necesario, porque existe la coladera.

También antiguamente se vaciaba en unas ollas grandes de barro y se enterraba para realizar el chichado o fermentación correctamente, actualmente ya no es necesario, porque se coloca en unos porongos de plástico grueso y se deja fermentar por dos días, antiguamente se hacía fermentar de 3 a 7 días. La chicha de jora tradicionalmente se utilizaba como cerveza para la embriaguez de los pobladores porque en esos tiempos no existía la cerveza y utilizaban la embriaguez de la chicha de jora para sus celebraciones incas.

También tradicionalmente se servía en unas vasijas de calabazas secas, actualmente ya no es necesario porque se sirve en vaso de plástico o de vidrio que le da la buena presentación a la bebida.

La chicha de jora también servía como medio medicinal, cuando un paciente se enfermaba y tenían que realizar algún corte en su cuerpo, utilizaban la chicha de jora como anestesia, embriagando al enfermo para que no sintiera el dolor de la cirugía.

Venta de Chicha de Jora

www.chichajora.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.