7 Cosas Que no Deberías Compartir en tus Redes Sociales

7 Cosas que no deberías compartir en tus redes sociales

En la actualidad las redes sociales se han vuelto parte importante de la vida de un gran número de personas. De hecho, la penetración de estas en el mundo ha alcanzado el 45% de la población y si bien todas no usan sus perfiles a diario, una buena parte de ellos sí lo hace.

El impacto de las redes sociales ha traspasado las pantallas de los electrónicos para volverse parte de la vida real. Esto se ha evidenciado de muchas maneras, una de ellas es el hecho de que ahora existan tantas celebridades gracias a la exposición que ha obtenido a través de estas plataformas.

Si tú formas parte de los más de 3 billones de personas que utilizan las RRSS cotidianamente y quieres ganar seguidores en ellas para convertirte en influencer, monetizarlas o por el puro placer de ver cómo se engrosan tus números, sigue estos pasos de Gananci para ganar seguidores.

Ahora, en caso de que utilices las redes sociales solamente de forma recreativa y para mantenerte al día con información relevante para ti de tus marcas favoritas, de tus amigos y las personas con las que interactúas y además las utilizas para compartir ciertos aspectos de tu propia vida, es importante que tomes en cuenta algunas cosas.

Las redes sociales, así como han sido muy positivas también se han vuelto una herramienta que ha sido usada para hacer daño. Estas en las manos equivocadas o puestas a disposición de personas con intenciones negativas pueden ser muy peligrosas, sobre todo porque se trata de algo que dejamos entrar en nuestra vida y que se vuelve en ocasiones bastante cercano a muchos aspectos de esta.

Algo de lo que mucha gente no está consciente es que todo lo que se publica en Internet queda en la red y no puede ser eliminado. Incluso cuando lo borras y crees que ya no existe, no es así. Esa información sigue siendo rastreable y puede ser recuperada con cualquier persona que tenga  suficientes conocimientos informáticos.

Esta falta de conocimiento acerca de la información que se ingresa voluntariamente a estas plataformas hace que las personas actúen sin tomar las precauciones de seguridad pertinentes y exponiéndose a graves peligros de los cuales no son conscientes.

Para que puedas usar las redes sociales de forma “segura” es importante que no peques de confiado. Por eso, a continuación te daremos algunas recomendaciones de información que es preferible que guardes para ti y no formen parte de tus publicaciones en las RRSS:

  • La fachada de tu casa ¿Sabías que donde sea que te tomes fotos con un dispositivo móvil se queda guardada en la imagen la ubicación en donde esta se tomó? Cuando subes esta imagen a la red las personas pueden acceder a las coordenadas del sitio donde la imagen se creó.

Eso de por sí ya da bastante información acerca de los lugares que frecuentas, pero si además fotografías la fachada de tu casa (así sea por casualidad y o directamente) estarás exponiéndote sin necesidad por todo el Internet al cual tienen acceso más de la mitad de la población mundial, ya sean buenos o no tanto.

  • Evita colocar fotos usando el uniforme de tu trabajo o portando el gafete del mismo. Esto es algo difícil cuando eres una figura de alguna manera pública, pero si eres un usuario “normal” de las redes sociales tienes más oportunidad de hacer algo para proteger tu privacidad.

Ten en cuenta que aunque puedas tener tus perfiles en las redes sociales privados, no es muy difícil incluso para cualquier principiante siguiendo un tutorial de Youtube el acceder al contenido de estas sin que tú te des cuenta.

Cuando muestras fotos del lugar donde te desempeñas profesionalmente o sales con el uniforme en fotos estarás dando mucha información que luego podría ser usada en tu contra en las modalidades de extorsión que existen hoy en día.

  • No coloques información acerca de la escuela de tus hijos. Muchas madres y padres orgullosos toman fotos a sus retoños en su primer día de escuela mostrando el uniforme de esta. Esto es potencialmente peligroso porque también estás entregando información sensible en manos de cualquier persona que quisiera usar dicha información en tu contra.

Según los cuerpos de seguridad, las redes sociales son la principal fuente de información de criminales que planean ataques a sus víctimas.

  • Tu automóvil. A veces es difícil no presumir de ciertas cosas, sobre todo cuando estamos orgullosas de estas y tenemos estas plataformas masivas a nuestra disposición. El asunto es que con ello también estás poniendo tu integridad en peligro.

No necesitas compartir tu vehículo con desconocidos, mejor guárdalo para aquellos de confianza y si por alguna razón debes hacerlo o sale en una foto por casualidad, no permitas que aparezcan las placas de este.

  • Fotos de tus instrumentos financieros. Esto puede parece obvio pero hay muchas personas que lo hacen y terminan enfrentando las graves consecuencias de sus actos. Por instrumentos financieros nos referimos a tarjetas de crédito, débito y cheques.

Las fotos con dinero en efectivo tampoco son una buena idea, a menos que quieras que algún criminal te ponga en la mira para convertirte en su próxima víctima.

  • Fotos de una persona en un ataúd. Quizá estés pensando que es una locura, pero es algo que abunda en las redes sociales. Las personas que van a funerales algunas veces toman fotos al cadáver para postearlo en sus RRSS junto con algún texto de despedida.

Los familiares pueden tomar esto como una ofensa, así que es preferible que lo evites, además ten en cuenta que en la mayoría de estas plataformas el mínimo de edad permitido es de 13 años, así que no querrás mostrar este tipo de contenido a adolescentes.

Debido a esta y otras prácticas más que se han vuelto “populares” Facebook ya cuenta con una función en la cual puedes designar a una persona que maneje tu cuenta en caso de fallecimiento

  • Comentarios negativos que no te atreverías a realizar en persona. Esto es de lo que más abunda en las redes sociales: personas insultando y haciendo críticas ácidas a otros aun sin conocerlos.

Esto creo graves problemas de autoestima, fomenta el odio, el racismo, clasismo y más. Es por ello que la recomendación es que evites escribir cosas negativas que no serías capaz de decirle a la persona si la tuvieras en frente. De la amabilidad nos beneficiamos todos.

En vez de estar insultando a otros en las redes sociales o de dar tu opinión de forma irrespetuosa queriéndote escudar detrás de la “libertad de expresión” prefiere sacar verdadero provecho de las redes, para eso te dejamos algunos métodos en que puedes monetizar tu Instagram sin que tengas que ser un influencer.

Sobre el Autor:

Soy Andrés Gananci, un emprendedor y aventurero apasionado de la vida. Fundé mi primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigo viajando por el mundo mientras trabajo desde casa.
Soy Andrés Gananci, un emprendedor y aventurero apasionado de la vida. Fundé mi primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigo viajando por el mundo mientras trabajo desde casa.

Editor de gananci.com

También puedes encontrarme en Facebook y Gmail

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.