Que Temas Importantes se Puede Conversar con una Mujer Hermosa

Temas_Importantes_se_Puede_Conversar_con_una_Mujer_Hermosa
Temas_Importantes_se_Puede_Conversar_con_una_Mujer_Hermosa



Creo que un temor importante que contribuye a que muchos de nosotros tengamos ansiedad al acercarnos a una mujer es el miedo de no tener nada que decir una vez que la apertura hace su efecto. Si miraste el programa de VH1 llamado “El artista del levante”, viste a Mystery criticando a Pradeep por continuar con un hilo de conversación que ya había terminado. A nadie le gusta aburrir a una chica. Porque si ella se aburre… es probable que tú también te aburras. Yo sé que no salgo a bares y discos para aburrirme.

Salgo a bares y discos para interactuar con otro ser humano. Disfruto tanto de hablar con hombres como con mujeres cuando salgo (nota aparte, siento que en Estados Unidos, en el norte de Jersey en particular, no se considera normal empezar una conversación con extraños). En fin, me gusta hablar con las personas. Me gusta hablar de cosas que me interesan. Así que encuentro personas con intereses similares.

Cuando sales y quieres conquistar a una chica, tienes que tener cosas de qué hablar que les interesen a los dos. Tener temas de qué hablar preparados limitará un poco de esa ansiedad del acercamiento.

Sebastián, de Master the Vibe, nos brinda un artículo genial sobre cómo generar material para una conversación. Es el tipo de artículo que recomiendo mucho leer a los que tienen miedo de quedarse sin temas para hablar. También recomiendo mucho el programa Master the Vibe.

Para saber cómo tener una conversación corta con chicas… consigue este reporte gratis con tácticas para “charlas cortas”. Te dará toda la información que necesitas para conversar con ellas.

De qué hablar con las mujeres

Hay muchos matices de conversación, pero ninguno de los más importantes es poder tomar el material que te dieron y convertirlo en conversaciones completas. Con la capacidad de “recortar hilos de conversación” podrás crear buenas conversaciones, alejarte de las malas, y hablar de lo que tú desees hablar, cuando quieras. Es, en pocas palabras, el dominio de la conversación.

Comienza con relevancia situacional

Quienes dominan las conversaciones comprenden de manera innata el concepto de “relevancia situacional”, es decir que sea relevante para la situación del momento. La manera más sencilla de entender la relevancia situacional es mediante lo que sucede cuando un tipo no es un experto en hablar con una mujer. Ella dirá algo como:




“¿Qué?”

“¿Ja?”

“Eso no tiene sentido”

“¿Por qué me preguntas eso?”

La relevancia situacional no es una característica que se pueda juzgar objetivamente. Si sientes que algo tiene relevancia situacional, lo tiene. Tiene todo que ver con la percepción.

Puedes usar esto para tu beneficio.

Cómo generar material infinito de conversación

La manera más fácil de crear la apariencia de relevancia situacional es tomar una palabra o frase de una oración, y usarla en otra oración que no esté relacionada. Esto de hecho crea la apariencia de relevancia situacional. Un ejemplo clásico es:

“Hacía frío y nevaba, así que nos pusimos ropa abrigada, salimos y construimos un muñeco de nieve, luego entramos y tomamos chocolate caliente”.

Aísla cada palabra importante dentro de la oración. Así tendrás:

frío

nieve

abrigada

ropa

salimos

construimos

muñeco de nieve

dentro

chocolate caliente

Cualquier oración que use una de estas palabras o frases –sin cambiar su significado—sonará relevante para la situación.




“Hacía frío y nevaba, así que nos pusimos ropa abrigada, salimos y construimos un muñeco de nieve, luego entramos y tomamos chocolate caliente”.

“¿Sí? A mí no me gusta mucho el frío… me gustan las estaciones de Nueva Inglaterra, pero estoy listo para mudarme a Los Ángeles, así nunca hará frío”.

“Hacía frío y nevaba, así que nos pusimos ropa abrigada, salimos y construimos un muñeco de nieve, luego entramos y tomamos chocolate caliente”.

“¿En serio? El año pasado quedé atrapado en la tormenta de nieve récord… fue divertido. Era un miércoles, creo, pero tenía el día libre. Así que cuando salí, había unas montañas enormes de nieve a ambos lados del camino, pero las calles y las veredas estaban libres”.

“Hacía frío y nevaba, así que nos pusimos ropa abrigada, salimos y construimos un muñeco de nieve, luego entramos y tomamos chocolate caliente”.

“Vaya, a mí me gusta mantenerme abrigado. Recuerdo que cuando era niño, tenía la manta más grande y pesada que existía. Era una manta azul gigante y pesada con una imagen de un oso pardo con cara de malo. Me encantaba esa cosa…”

“Hacía frío y nevaba, así que nos pusimos ropa abrigada, salimos y construimos un muñeco de nieve, luego entramos y tomamos chocolate caliente”.

“Eso es genial… sí, en realidad yo me equivoqué. Estaba limpiando mi armario y regalé un montón de cosas al Ejército de Salvación, pero no me di cuenta de la cantidad de cosas mías de invierno que regalé. Cuando empezó a hacer frío, tuve que usar ropa de otoño y ponerme muchas capas”.

“Hacía frío y nevaba, así que nos pusimos ropa abrigada, salimos y construimos un muñeco de nieve, luego entramos y tomamos chocolate caliente”.

“Sí, me gusta mucho la naturaleza, salir, divertirme con amigos…”

“Hacía frío y nevaba, así que nos pusimos ropa abrigada, salimos y construimos un muñeco de nieve, luego entramos y tomamos chocolate caliente”.

“Siempre es genial ver cómo las cosas que construyen toman vida… desde un muñeco de nieve a un iglú, hasta una casita del árbol. Hay algo bueno en eso”.

“Hacía frío y nevaba, así que nos pusimos ropa abrigada, salimos y construimos un muñeco de nieve, luego entramos y tomamos chocolate caliente”.

“¿En serio? Eso es genial. Cuando yo era pequeño, teníamos una colina grande junto a nuestra casa, así que hacíamos rodar bolas de nieve desde allí, luego las volvíamos a empujar para que subieran, y las hacíamos rodar hacia abajo nuevamente hasta crear unos muñecos de nieve enormes”.




“Hacía frío y nevaba, así que nos pusimos ropa abrigada, salimos y construimos un muñeco de nieve, luego entramos y tomamos chocolate caliente”.

“Es lindo poder entrar y calentarte… yo acabo de mudarme a un apartamento nuevo con una chimenea, y es lo mejor que hay. Me encanta llegar a casa en tiempo de invierno”.

“Hacía frío y nevaba, así que nos pusimos ropa abrigada, salimos y construimos un muñeco de nieve, luego entramos y tomamos chocolate caliente”.

“Mmmm… ¿sabes dónde está el mejor chocolate del mundo? En Ámsterdam. No sé qué hacen los holandeses… no creo que le pongan drogas… pero el chocolate es excelente allá”.

Cómo funciona

Cortar el hilo: tomas una palabra o frase de la conversación, luego la usas para formar tu próxima oración o serie de oraciones. Si es algo alejado, puedes usar algunas palabras de transición como “Eso me recuerda a…”, “¿Oh, sí?”, o “Sí, yo…”. Esto demuestra que estás prestando atención a lo que dice y luego avanzas para agregar algo más.

Usar temas globales para generar más conversación

Además de las palabras y frases que usas en la conversación, puedes utilizar “temas globales”; se trata de elementos que no se dicen directamente, pero están implícitos en la conversación.

“Hacía frío y nevaba, así que nos pusimos ropa abrigada, salimos y construimos un muñeco de nieve, luego entramos y tomamos chocolate caliente”.




Temas globales:

Tiempo

clima

vestimenta

exterior

jugar

comportarte como un niño nuevamente

crear cosas

llegar a casa

consentir

dulces

bebidas calientes

Cualquiera de estas cosas se puede usar también para crear una oración nueva, mediante el mismo formato de recorte de temas.

“Hacía frío y nevaba, así que nos pusimos ropa abrigada, salimos y construimos un muñeco de nieve, luego entramos y tomamos chocolate caliente”.

“Sí, el clima aquí es muy loco… nunca estoy seguro cómo será de un día para el otro, pero me encanta aprovecharlo al máximo e ir a hacer una caminata breve o esquiar, o crear un muñeco de nieve un día cualquiera”.

“Hacía frío y nevaba, así que nos pusimos ropa abrigada, salimos y construimos un muñeco de nieve, luego entramos y tomamos chocolate caliente”.

“Es muy divertido actuar como un niño… el otro día estaba conduciendo con mi amigo, y vimos una colina enorme, hermosa y con pasto verde, y nos detuvimos, corrimos hacia la cima, y rodamos por la colina. Es lo más divertido que he hecho en un largo tiempo”.




“Hacía frío y nevaba, así que nos pusimos ropa abrigada, salimos y construimos un muñeco de nieve, luego entramos y tomamos chocolate caliente”.

“Me encantan las bebidas calientes. Mi favorito es el té de chai, con un montón de canela”.

Cuándo y cómo usar la fuerza

Usa el recorte de temas cuando te aburre o no disfrutas de un hilo de conversación, las cosas están estancadas o no te lleva a una interacción genial. Si el tema se vuelve demasiado serio, triste o muy tenso para tu gusto, toma una palabra o idea de la última oración que ella dijo y conviértela en una nueva oración mediante el recorte de temas. No te preocupes por que la conversación fluya lógicamente la primera vez que conoces a una mujer. En lugar de eso, enfócate en pasar por una amplia variedad de temas divertidos y conectarte con ella mediante cosas nuevas e interesantes.

Cuando entiendas bien el recorte de temas, podrás ponerle tu vibra a las conversaciones.

Para saber más sobre cómo tener charlas cortas con mujeres, mira este reporte gratuito. Te brinda toda la información que necesitas para hacer sexy una charla corta.

Autor: Bobby Rio

www.atraermaschicas.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*