Cómo Saber si Debes Prestarle Dinero a Familiares o Amigos

Cómo saber si debes prestarle dinero a familiares o amigos



Es muy difícil eso de prestarle dinero a los demás, especialmente si son amigos cercanos o familiares. Antes de involucrarte de lleno, puedes recomendarles otra forma de ganar dinero, como lo puede ser invertir mediante plataformas como eToro, pero si no hay más opciones para ellos o es una urgencia, puede ser momento de que consideres todo lo que debes saber antes de prestar tu dinero a otros.

Hay ciertos factores que debes considerar con cuidado antes de tomar le decisión de dar un préstamo, pues si te equivocas perderás no solo el dinero, sino una amistad o relación personal. Si no hay reglas y si no hay una entidad financiera de por medio, tu dinero puede estar en peligro, y también lo está la integridad de su relación.

Esto es todo lo que tienes que saber antes de prestarle dinero a tu familia o a tus amigos:

Considera como te lo han pedido:

La petición es una forma de saber que tan sinceros y leales son aquellos que te están pidiendo un préstamo. Analiza la petición que te han hecho. ¿Fueron sinceros? ¿Te han dado detalles? ¿Han ofrecido algún tipo de plan y negociación? Estas son solo algunas preguntas que te pueden ayudar a entender mejor porque tu familiar o amigo necesita el dinero y si realmente es sabio que seas tú quien les preste el dinero. Si alguien te pide dinero de manera inadecuada o desconsiderada, ya sabrás como tratarán la deuda y su responsabilidad, por lo que la mejor respuesta es alejarte del préstamo lo antes posible.




Cartas sobre la mesa:

¿Qué te están pidiendo exactamente? Si es una cifra impensable, o muy alta para lo que puedes ofrecer, considera entonces hablar honestamente con la persona y decirle que esperas de ellos y que piensas de la petición. No es sencillo decidir si eres capaz o no de tomar esta cantidad y dársela a alguien más, pero lo más fundamental es que sientas que están siendo honestos contigo. Desde un principio la situación debe ser analizada con detalle, porque si la historia que te están contando no suena real, de seguro el resto de la deuda irá mal.

Todo por escrito:

Aunque tú no seas parte de una entidad financiera, tienes todo el derecho a protegerte y a tu dinero. Por esto, es clave que tengas la precaución de crear un plan detallado, con fechas y cifras, y lo hagas pasar por un notario o alguien que pueda hacerlo un documento legal. Al final, esta será la única seguridad que tienes de que te pagarán la deuda. Claro, no es fácil decirle a tu familiar o amigo que necesitas hacer esto antes de prestar el dinero, pero seguramente si tienen buenas intenciones y son honestos, entenderán porque lo requieres.

Se proactivo:

Recordarle a un amigo o familiar que su pago está atrasado, o que se aproxima la fecha límite que establecieron, puede ser una tarea incomoda. La verdad es que al final ellos te lo agradecerán porque tendrán una buena cuenta de su dinero y el tuyo. Es mejor resolver problemas de frente así te cause incomodidad, porque si no puedes perder tu dinero y tu amistad.

Tiempo a parte para hablar de dinero:

Una de las razones más comunes por las que las amistades o relaciones familiares terminan mal cuando hay dinero de por medio es que todo el tiempo se habla y se piensa en el dinero. Si desde el principio ambos toman un momento para organizar reuniones y solo hablar del préstamo y del dinero, entonces el resto del tiempo podrán pasar un buen rato y estarán felices. Es cierto que a veces el deudor se esconde y te evita si los pagos están atrasados, así que es importante que le dejes saber que aún eres su amigo y que pueden hablar de la situación tranquilamente.

Si no sabes todavía que decisión tomar, tal vez unas preguntas personales te ayudarán a conocer a la persona mejor y saber que hacer de la situación. No dejes que un préstamo arruine una amistad o una relación cercana, toma en cuenta estos puntos antes de prestar tu dinero, pues es importante que te protejas a ti mismo antes que nada y que sepas manejar tus relaciones personales y el dinero.

Autor: Edith Gómez

Editora de Gananci.com




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*